ENIGMA MAYA – CHICHÉN ITZÁ Y PALENQUE

luis

Mi esposa Teresa, Luis Arochi, Yo (Jorge Mier Hoffman), Lupita (mi comadre esposa de Luis) y mi abuela María Luisa, cuando conocí a Luis Arochi en las ruinas mayas de Chíchen Itzá en Yucatán – México

luis3

 Mi compadre Luis Arochi dedicó años de estudio e investigación en las ruinas mayas de Chichén Itzá… Recuerdo cuando Luis y su esposa, mi comadre Lupita, dormían dentro de las estructuras de templos y pirámides, aún en los fuertes aguaceros que son característicos en la zona,  para descubrir asombrosos efectos de “Luz y Sombra” producido por los astros que proyectaban su luz dentro de las fabulosas estructuras mayas, para crear efectos y fenómenos atronómicos que aún constituyen un enigma por descifrar… Gracias a sus investigaciones y perseverancia en el estudio del llamado “Castillo de Kukulcán o Quetzalcóatl”, Luis dio a conocer al mundo el sorprendente efecto de la SERPIENTE que, dos vecez al año en el equinoccio de otoño y primavera baja desde la cima de la pirámide de Quetzalcóalt en Chichén Itzá, representada por un efecto lumisoso de Luz y Sombra de un “cuerpo serpentino” que se proyecta de arriba y hacia abajo en una de las caras de la pirámide, representado en triángulos que finalmente alumbran una gran Cabeza de Serpiente ubicada al pie de la pirámide, cuyo significado pasó desapercibido para la mayoría de los arqueólogos que investigaron en Chichén Itzá, pero no para mi compadre Luis Arochi que observó que la singular mole de piedra era la cabeza de la SERPIENTE que se ilumina cuando el cuerpo serpentino anuncia el equinoccio.

El equinoccio, del latín “noche igual”, es un momento particular, un instante de tiempo que ocurre a una hora determinada y sólo dos veces al año, el 21 de marzo y el 23 de septiembre, cuando las noches y el día tienen igual duración en todo el planeta, ya que el Sol está en el cenit

 

Calcular el equinoccio no es algo sencillo de apreciar, ya que ocurre en un instante cada seis meses, lo que demuestra el extraordinario conocimiento matemático y astronómico de los mayas para edificar una pirámide que, en su laboriosa construcción en piedra, se orientó milimétricamente para que los rayos del Sol se proyectaran en determinadas áreas de la estructura: sólo durante el equinoccio..! Pero si ello ya de por sí es sorprerndente… los mayas fueron aún más allá en sus planos arquitectónicos, para que la estructura piramidal se convirtiera además en un amplificador y sintetizador del sonido que producen los aplausos y no otro sonido… Al sonido que produce un “aplauso”, las ondas sonoras hacen eco en las escalinatas y éstas a su vez sintetizan de manera “misteriosa” el sonido para imitar exactamente y de manera sombrosa el canto del “quetzal”, cuya ave mítica para los mayas, constituyó un culto especial que, combinada con la Serpiente, dio origen a Quetzalcóatl “La Serpiente Empluimada”… y hoy luego de más de dos mil años, si una persona aplaude, por muy alejado que esté de la estructura, el sonido retumba en el ambiente de Chichén Itzá como el canto de un quetzal que brota desde la pirámide.

Todos estos fabulosos efectos y misterios fueron documentados por Luis Arochi en su libro “La Pirámide de Kukulcán y su Simbolismo Solar”, como un extraordinario legado maya, que demuestra el sorprendente desarrollo arquitectónico, científico, matemático y astronómico de esta fabulosa civilización americana que ha sido subestimada por los arqueólogos ortodoxos. 

Desde la más remota antigüedad, uno de los aspectos más destacados de la naturaleza humana ha sido la pasión por lo desconocido, y todos los misterios que nos rodean… A lo largo de la historia se reconocen dos grandes aspectos vinculados al mundo de lo oculto: la astrología y la alquimia… Cuando no existían las religiones, sin excepción, todo giraba en torno a estos dos conceptos… Por astrología se definía una técnica sumamente compleja, para interpretar los signos y mensajes revelados por los astros y las estrellas, como sucesos astronómicos predecibles y que podían develar el futuro… La alquimia era un conjunto particular de sofisticados métodos para manipular los elementos de la naturaleza, con el objeto de curar al enfermo, lograr la vida eterna, o convertir el hierro en oro… Lo único que tenían estas ciencias en común con la religión, es que ambas especialidades se englobaban dentro del campo místico de la magia, para ofrecer al practicante un control sobre poderes superiores al común de los hombres y mujeres… Pero a diferencia de la religión, la magia de la astrología y la magia de la alquimia, sí daban respuestas concretas a las expectativas del colectivo, quienes encontraban en estas prácticas una mejor calidad de vida… Con el tiempo la magia de las ciencias evolucionó hacia lo tangible, lo predecible y perceptible: la astrología se convirtió en una ciencia compleja relacionada con las físicas y las matemáticas, la alquimia evolucionó hacia la química, la farmacología y la medicina, mientras que la religión se quedó en el pasado invocando la magia y lo invisible… es por esta razón, y no otra, que la Curia Pontificia le declaró la guerra a las ciencias, cuando éstas comenzaron a ganar  el terreno donde antes la religión era quien gobernaba la fe del hombre… Las ciencias captaban adeptos a través del amor y el agradecimiento, mientras que la religión lo hacía por el temor y el padecimiento… La ciencia se convirtió en los laboratorios, mientras la religión se convirtió en un ejército devastador… y a pesar de los siglos transcurridos, aún la religión ve con reticencia y desprecio muchos de los adelantos científicos; dentro de los que podemos destacar: la clonación, los anticonceptivos, y la genética… porque estos aspectos científicos tiene que ver con la generación de vida, aspecto que fue secuestrados por la religión cuando dice: “Dios y sólo Dios da la vida 

Con mi esposa Teresa en la ciudad maya de Palenque y al fondo Pirámide de las Inscripciones donde está la polémica lápida del Astronauta, llamado el rey Pakal

luis4

En esta sección se presentan hechos e historias envueltas en un halo de misterio y superstición religiosa, que traslada al lector a los albores del tiempo para mostrar esos enigmas que de manera directa atienden a la personalidad de Simón Bolívar El Libertado.

 EL ASTRONAUTA DE PALENQUE

 

 

 
luis6
 
 

 

 

luis5a

 

La enigmática figura estilizada de este mítico personaje del saber, las ciencias y la religión, fue detalladamnente grabado en una fabulosa y gigantesca losa que cubre su ataúd dentro de la pirámide de las “Inscripciones”, cuya obra artística representala inaudita figura de un “hombre manipulando delicados instrumentos y montado sobre un curioso artefacto que expulsa fuego”; representación que fue descrita por el escritor Erik Von Daniken como la de un viajero del espacio, y de allí su nombre:  

Es el caso del Templo de la Inscripciones en Palenque, pirámida escalonada en la zona maya de Chiapas, en cuyo interior se halló la colosal Losa que muestra la foto de esta página, que a juicio de los arqueólogos representa al Dios Pakal, pero que en mis investigaciones en la zona arqueológica de Palenque, evidencian la presencia de Quetzalcóatl, la “Serpiente Emplumada“, máximo exponente de la mitología maya, el cual fue descrito por Simón Bolívar en su Carta de jamaica.

A continuación, puede ver un interesante Programa Especial de la NASA que si hizo en Chichén Itzá para observar el fenómeno de Luz y Sombra que se forma en la pirámide de Kukulcán y que dio a conocer al mundo mi compadre Luis Arochi. Al pulsar el Link lo conecta con la web donde previamente debe instalar el programa de vídeo que le permite ver toda la programación de aproximadamente media hora de duración:

http://www.exploratorium.edu/ancientobs/chichen/HTML/webcast.html

chichen

  • PRESENTACION Por: Jorge Mier Hoffman

    Esta Sección está dedicada a la memoria de mi compadre, el Lic. Luis Enrique Arochi, un erudito abogado que supo combinar la ciencia de la astronomía con la arqueología, para profundizar en un nuevo campo de estudio e investigación llamado ARQUEOASTRONOMÍA, como una especialidad científica que busca en las estrellas y el cosmos las respuestas al fenómeno evolutivo de las castas nativas que habitaron el planeta; pero en especial, estudia los misterios, enigmas y adelantos científicos que alcanzaron los nativos americanos, hasta instaurar las civilizaciones más extraordinarias que haya conocido la humanidad: La Cultura Americana
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.